Cinco formas en las que Dios se ha comunicado con el ser humano

Descargar episodio

El primer gran tema que abarca la teología sistemática es La Palabra de Dios. En este episodio, exploramos un primer subtema: las diferentes formas de la Palabra de Dios. Respondernos a la pregunta: ¿de qué manera Dios se ha comunicado con el ser humano a través de la historia? ¿Qué es un decreto de Dios? ¿Todavía habla Dios audiblemente? Y, ¿hay profetas en la actualidad?

En primer lugar, la Biblia explica que una de las formas de la Palabra de Dios es una persona: Jesucristo.

A) La Palabra de Dios como una persona: Jesucristo

La Biblia se refiere en varias ocasiones al Hijo de Dios como “el Verbo de Dios”. Por ejemplo, en Apocalipsis 19:13 Juan ve a Jesucristo resucitado en el cielo y dice: “Y estaba vestido de una ropa teñida en sangre, y su nombre se llama EL VERBO DE DIOS”.

En el evangelio de Juan 1.1 el apóstol dice: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”. Y este Verbo es Jesucristo, quien se hizo hombre y habitó entre nosotros.

De los tres miembros de la trinidad es especialmente Dios Hijo quien en su persona, tanto como en sus palabras, tiene el papel de comunicarnos el carácter de Dios y expresarnos la voluntad de Dios”.

Notemos, por ejemplo este versículo:

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad (…) A Dios nadie lo vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él lo ha dado a conocer”.

Juan 1:14,18 | RV – TBS

La Palabra de Dios como un discurso: B) Los decretos

A veces, las palabras de Dios toman la forma de poderosos decretos que hacen que algo exista o que sostienen las cosas ya creadas.  Por ejemplo, Dios pronunció un decreto cuando dijo: “¡Que exista la luz!”, y la luz llegó a existir (Génesis 1:3).

El salmista reconoce el poder de los decretos de Dios en el Salmo 33:6: “Por la palabra del Señor fueron creados los cielos, y por el soplo de su boca, las estrellas”.

Sobre esto, ¿has escuchado la frase: “yo decreto”? De acuerdo con la Biblia, sólo Dios puede decretar. El ser humano, por su parte, puede afirmar lo que Dios ya ha decretado.

C) La comunicación personal de Dios

Hay muchos ejemplos que muestran que Dios habló directamente con el ser humano. Veamos algunos:

“Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:16-17).

“Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre” (Éxodo 20:1-2).

“Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” (Hechos 9:3-4).

Una pregunta que vale la pena hacerse aquí es: ¿Crees que Dios todavía habla audiblemente al ser humano? Creo que Dios puede hablar audiblemente en este tiempo, porque Él es todo poderoso. Pero creo que ya no es la forma en la que se comunica, porque nos dejó una forma más segura: la Palabra Escrita. Pedro afirmó que esa Palabra es inspirada por Dios, y la “palabra profética más segura” (2 P. 1:19-21).

D) Las Palabras de Dios pronunciada por labios humanos: los profetas

A través de la historia, Dios ha levantado profetas por medio de los cuales habla. Aunque son palabras humanas, dichas en lenguaje humano ordinario por seres humanos ordinarios, la autoridad y veracidad de estas palabras de ninguna manera queda disminuida; son palabras de Dios.

Las palabras de Dios habladas por labios humanos eran autoritativas, no obedecerlas era desobedecer a Dios, lo cual traía castigos severos. Ejemplos: Éx. 4:12; Nm. 22:38; Dt. 18:18-19; 1 S. 15:3, 18, 23; 1 R. 20:36; 2 Cr. 20:20; Jer. 1:9, 6:10-12.

Cerrado el canon de las Escrituras, la profecía cesó”.

Los profetas de la actualidad son fieles predicadores de la revelación ya dada por los profetas y apóstoles del Antiguo y Nuevo Testamento (2 P. 1:19-21).

E) La Palabra de Dios en forma escrita: la Biblia

Dios llamó y encargó a hombres fieles la titánica tarea de escribir la Biblia. Fueron más de 44 escritores que, inspirados por Dios, consignaron de forma escrita todas las Palabras que Dios quiso revelar a su pueblo.

El primer registro escrito de la Palabra de Dios lo entregó el mismo Dios, con las tablas de los Diez Mandamientos (Éxodo 31:18). Moisés escribió que “tanto las tablas como la escritura grabada en ellas eran obra de Dios” (Ex. 32:16; 34:1, 28).

Aunque fueron palabras escritas por seres humanos, Dios las considera sus palabras (Jer. 36:29-31).
Beneficios: registro histórico, posibilidad de profundizar en ellas y disponibilidad para transmitir sus enseñanzas de generación en generación.

Te invito a meditar en este pasaje, y reconocer que el amor de Dios excede todos los medios de comunicación. Él sigue animándonos a relacionarnos con Él, pues se deleita en esto.

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.

Salmo 1:1-2 | RV60

Bienvenidos al podcast Toda Escritura, escudriñando los tesoros más sorprendentes de la Biblia, versículo a versículo. Sigue este podcast en Spotify, Google Podcast, Radio Public, Breaker y Pocket Casts.